martes, 15 de julio de 2008

Chistes de Madres y chistes con madres

Chistes de Madres y chistes con madres

Diálogo entre dos madres de azafatas:
- Mi hija se casó con un piloto italiano. ¿Y la suya?
- Con un vestido de seda.

En una maratón, un niño acompañado de su madre, y observando con interés a los corredores, le pregunta:
- Mamá, ¿por qué corren todos esos hombres?
La madre le responde:
- Porque al primero le dan un gran premio.
- Pero entonces... ¿para qué corren todos los demás?

Había una nenita muy consentida y grosera que estaba jugando con su muñeca y no le hacía caso a su mamá que, siendo ya hora de comer le decía:
- Nena vení a comer que ya es hora.
Y la nenita no hacía caso:
- Amor, vamos que se enfría la comida...
Y seguía sin responder, hasta que se acabó su paciencia y le grita:
- Vení a comer y deja esa mona!
Y la nena le grita:
- No sea mamona!!!
La madre sorprendida por la respuesta la reprende y la nenita continúa...
- No se ama mona mami, se ama muñeca....

Le pregunta la niña a la madre:
- Mamá, ¿de dónde salen los niños? ¿Cómo nací yo?
La madre se arma de paciencia y responde:
- Pues un día corté la flor más hermosa del jardín, la metí en una caja de cartón, la guardé en el armario y esperé nueve meses. Luego abrí la caja y allí estabas tú.
La niña, que quería tener un bebé, fue al jardín, cortó la flor más hermosa y la metió en una caja dentro del armario. Al cabo de nueve meses la abrió y de la caja salió una cucaracha.
La niña exclamó:
- ¡Si no fueras mi hija, te aplastaría.

La madre se está poniendo crema antiarrugas.
En eso llega su hijo y pregunta:
- Mamá, ¿qué es eso que tenés en la cara?
- Es crema para las arrugas.
- Ah ¡Funciona muy bien! ¡Cada día tenés más!

Una mujer se hace fertilización asistida, pero el hijo que nace es igual a Julio Iglesias, con lo que, creyendo que tuvo un hijo de Julio Iglesias, pide conocer al donante, e insiste tanto hasta que -soborno mediante- consigue la dirección del tal.
Pero el que atiende es bajito, calvo, medio morocho de más, narigón, triste, de esos miopes que ponen cara de ratón para reconocer la cara de alguien.
Así la mujer le pregunta:
-Pero usted no es Julio Iglesias!!!
El tipo, que desafinaba hasta para hablar le responde:
-No, no soy Julio Iglesias, aunque ya vinieron varias madres a decirme que los hijos me salen igualitos a Julio Iglesias...
La mujer se sorprende y y le pregunta:
- Y usted por qué cree que es?
- La verdad, a mi no me gusta Julio Iglesias, pero a mi mujer le gusta Julio Iglesias, a mis dos hijas les encanta Julio Iglesias, mi suegra delira por Julio Iglesias, mi vecina escucha todo el día a Julio Iglesias, mi jefa tiene fotos de Julio Iglesias por todas partes y mi amante se pone cachonda con las canciones de Julio Iglesias...
-¿Y?
-¡Que tengo las bolas llenas de Julio Iglesias